Yamuzal: lección no aprendida, ¿se repite la historia?

Prof. MSc. José Daniel Fuentes

Sic.

Como ciudadano preocupado por el bienestar de mi familia, de los vecinos y de todos los que hacemos vida en nuestro hermoso estado, no puedo dejar de mencionar el siguiente asunto, que nos atañe a todos.

En años pasados, como profesional y docente investigador, decido hacer un seguimiento del socavamiento en la comunidad conocida como Yamuzal de Macareo, provocada por las crecientes y mareas constantes del brioso caño Macareo, así como el deterioro causado en la estructura de control denominado Espolón de Captación, cuya estructura se encargaba de evitar los terribles vórtices hidráulicos que desembocaron en él, ya lamentable caso de desaparición de muchas viviendas por socavamiento extremo, que estaban alejadas a más de 180 metros de la ribera del rio, lo cual conllevó a la reubicación de todas esas familias damnificadas por tal fenómeno. Yo mismo fui testigo visual de cómo las mareas socavaron viviendas completas hasta llegar al límite de la carretera y del muro de contención de la zona.

Pero lo que más me llamo la atención de esta situación es qué esto no paso de un día para otro, sino que duró muchos meses y hasta años, lo cual permitió realizar labores de manejo de recuperación de las riberas y bordes con un dragado del caño Macareo, pero entonces ¿Por qué no se actuó en ese momento?

Si vemos las imágenes secuenciales, podemos ver como el socavamiento fue aumentando al pasar los meses y hasta años, por lo cual me llego a preguntar dentro de mi ignorancia ¿Por qué no traer una draga? ¿Por qué no acudir a la Gerencia del Canal de Navegación del Río Orinoco (GCNRO) Naviera del Orinoco (Naviorca), Ferrominera Orinoco y CVG Logística, para traer una de las grandes dragas de Puerto Ordaz?

Hasta ahora me hago la misma pregunta. Si era una emergencia nacional, ¿Por qué? No se hizo uso de estas maquinarias del estado, dando tiempo a programar una solución a mediano plazo y fortaleciendo así, la ribera del río Macareo. Muchas familias seguirían en sus hogares y el muro de contención estaría mucho más resguardado de lo que se encuentra ahora.

Para mi sorpresa y como estudioso de los Sistemas de Información Geográfica y las nuevas tecnologías, me encuentro que las nuevas Imágenes Satelitales de la zona muestran que la historia se repite y existe un NUEVO SOCAVAMIENTO, (circulo amarillo) justo al lado del anterior, (círculo rojo), lo cual pone nuevamente en peligro, no sólo ese sector, si no toda el área protegida por el muro de contención, llámese Tucupita y todas la comunidades.

La intensión con este escrito no es causar temor en la comunidad, sino llamar la atención de las autoridades y que no cometan el error por segunda vez, no es necesario ser un genio, para entender que es URGENTE la atención de este sector, es necesario traer especialistas que evalúen esta zona tan riesgosa y aún más, es necesario traer las maquinarias necesarias como DRAGAS y demás para fortalecer toda la ribera de la comunidad, ASÍ COMO reconstruir el ESPOLÓN DE CAPTACIÓN, que en esencia y según lo investigado, es el principio de los vórtices hidráulicos que deterioran la ribera del río

Esta situación, sumada al ya conocido deterioro del SISTEMA DE MUROS DE CONTENCIÓN, es una situación EXTREMADAMENTE PREOCUPANTE para TODOS LOS HABITANTES DEL DELTA.

Pecado e irresponsable, sería no hacer este llamado de atención, pues lo que está en riego inminente, no es poca cosa, es la vida de nuestros familiares, hijos, nietos y todos nosotros

A todos a quien competa, a los vecinos de esas comunidades levantemos la voz, ya que ustedes conocen la realidad de su sector y las experiencias por las cuales han pasado ustedes y sus familiares.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta