Ilustración de Tanetanae.com.

Voces de inseguridad: «tuve que decirle que conocía a una banda»

Una joven de 31 años de edad estaba apresurada por arribar al terminal de pasajeros de Tucupita en enero de 2019, por lo que optó por abordar un taxi.

Ella tomó el auto en la estación de bomberos del estado Delta Amacuro, ubicada en la avenida 19 de abril. Era el mediodía, la muchacha debía viajar a la ciudad de Caracas.

Se montó en un carro rojo, «tipo Lada moderno», ella no lo detalló. Al volante estaba un joven de unos 25  años de edad, color de piel clara y «ojos rayados», reveló la víctima.

Avanzaron pocos metros por la Av. 19 de abril, hasta que el taxista decidió tomar una ruta que conducía hasta una zona denominada El Muro.

La chica comenzó a reclamar inmediatamente. Este habría sido el diálogo.

  • «Chamo, y tú para dónde me estás llevando».
  • «No, por aquí y salimos por allá».
  • «No señor, debiste ir derecho». (Ella intentó lanzarse del coche, pero él pidió que no lo hiciera).
  • «No vale, ya, tranquila» (estaba temblando también), muchacha el coño, qué te pasa a ti».
  • «Qué me pasa qué, no te atrevas a robarme, mira que yo conozco a (se obvia a una presunta banda de civiles armados que opera en la carretera nacional de Tucupita)».
  • «Tranquila, ya doy la vuelta» (él había comenzado a sudar).

Tan pronto llegaron al terminal, ella se bajó rápidamente del auto y pagó lo que tenía en sus manos, no contó, tenía unos 200 Bs S.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta