Vicariato Apostólico de Tucupita lamenta sensible fallecimiento del Padre Okal

+ Fr. Ernesto José Romero Rivas, obispo y vicario apostólico, y el Rvdo. P. Nebyu Elías, Superior de la Delegación de los Misioneros de La Consolata en Venezuela, en comunión con toda la familia de los Misioneros de La Consolata, el clero diocesano, Religiosas, Religiosos y Comunidades cristianas que hacen vida en nuestro Vicariato, en comunión con todo el pueblo santo de Dios, informamos lo siguiente:

El día 01 de enero 2024, por la tarde, fue reportado como desaparecido el P. Josiah Okal, sacerdote de la Congregación Instituto Misioneros de la Consolata, apóstol con más de 15 años en este Vicariato Apostólico, velando por la pastoral misionera de la Vicaría indígena Dani Consolata, en la Parroquia San José de Tucupita.

Después de una intensa y preocupante búsqueda, a media mañana del día 02 de enero del presente año, los entes de seguridad del estado, informaron que el cuerpo del P. Josiah Okal fue hallado sin vida a las afuera de nuestro estado, específicamente en el sector Boca de Guara, municipio Sotillo, del Estado Monagas.

El padre Josiah Okal, nació en Kenia el 07 de septiembre de 1969.  Después de los años de su formación inicial, fue ordenado sacerdote el 09 de agosto de 1997, y ese mismo año, fue destinado por sus Superiores a la tarea misionera en Venezuela. En el año 2005 llegó al Vicariato Apostólico de Tucupita y entregó su ministerio a la evangelización del pueblo guarao; pueblo que hoy lamenta profundamente su pérdida física, junto al resto de los fieles de estas tierras Deltamacureñas.

Como padre y pastor de esta Iglesia misionera que peregrina en este Vicariato Apostólico, expresó mi mayor consternación y tristeza por el sensible fallecimiento de este hermano. Imploro a Dios, Padre misericordioso, dador de todo consuelo, que acoja al padre Josiah Okal en su regazo de bondad y le permita participar del banquete de Reino, donde un día todos esperamos participar.

Les pido a todos nos unamos en oración fraterna y elevemos plegarias a Dios Padre por el eterno descanso de su alma. Que la santísima virgen María, en su advocación de La Consolata, interceda por todos nosotros.

+ Fr. Ernesto José Romero Rivas

Vicario Apostólico de Tucupita

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta