Icono del sitio Tane tanae, Así pasó

USA, extremismo de exportación

Alexis “Songo” Trillo

Donald Trump, su mayor exponente, fundó la academia de extremistas para captar pupilos en el mundo. Con gestos que reflejan neurosis, desquiciamiento, desprecio, arrogancia y mucha crueldad, pretende gobernar el planeta.

Esos defectos y anomalías son del agrado de muchos, llevándolo a convertirse en el más mediático de los políticos modernos.

El ególatra septuagenario no es solamente un peligro para la humanidad, también lo es para el mismo EEUU, al punto que numerosas plataformas de redes sociales y medios masivos de comunicación con origen en ese país, se vieron obligados a bloquearlo.

Cuando dijo con su cara embojotada y un súbito cinismo, “Cuando salí tenía al gobierno de Venezuela en el suelo y estaba a punto de tomar gratis su petróleo (When I came out, I had the Venezuelan government on the ground. And was about to take the iol)” mostró de lo que es capaz y expuso su cara de dictador, eliminando cualquier duda al respecto.

Inscribete ya

Saltan al ruedo los pupilos de la academia extremis de Donald Trump.

Hair Bolsonaro: expresidente de Brasil y asesino consumado, al mentar la frase «gripesiña» ante la pandemia de Covib 19, que literalmente estaba matando a la población de su país.

Macri: expresidente de Argentina, con su frenesí trumpista endeudó al país por más de 86.000 millones de dólares y empeño a la nación por más de 110 años. Ahora les llegó uno de los alumnos más aventajados, el libertario Milei, quien supo engatusar al pueblo con propuestas contra la corrupción y supuestas medidas reivindicativas para el pueblo. Lo primero que hizo fue nombrar los mismos ministros corruptos de su maestro, siendo protestado a la semana de ser juramentado.

Así podemos pasar todo el mes nombrando alumnos y aspirantes. Pero por razones de espacio resumo: Macron en Francia, Duque en Colombia, el de aquí inscrito por el propio Trump en la Academia extremista, «gano por las buenas o por las malas». No jodas, con que culo se sienta la cucaracha.

No podía faltar el de moda, Bukele, presidente reelecto de El Salvador, violando la constitución. Muchos lo admiran por combatir la delincuencia, pero detrás de eso se esconde un dictador y violador de los DDHH. Con promedio A1 en la academia, este domingo se pasó por el forro el estamento legal violando cuantos artículos quiso. Por ejemplo:

Art. 152 del Salvador establece no puede ser candidato a presidente.

1) El que aún preside la presidencia de un periodo por más de 6 meses o más, consecutivos o no, durante el periodo inmediato anterior o dentro de los últimos 6 meses.

Art 154 C. del Salvador.

El periodo será de 5 años y comenzará y terminará el día 1 de junio, sin que la persona que haya asumido la presidencia pueda continuar en sus funciones ni un día más.

Art 78 de la constitución de El Salvador: Quién promueva la reelección pierde los derechos de ciudadanía.

Para que perciban sus actuaciones extremistas, en los allanamientos de los sectores populares se les somete a juicios colectivos violando el debido derecho a la defensa, dando como resultado la estadística de más 10 muertes diarias en las cárceles.

Este domingo, sin que el tribunal electoral diera los resultados, él se proclamó.

En Venezuela hay varios y varias aspirantes a ingresar a la academia del Director Trump para formarse como extremistas, el empresario del juego sucio los espera en casinos y hoteles de dudosa reputación.

Cupos limitados.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta

Salir de la versión móvil