Una noche inolvidable

Por Elio Zamora/Sic.

Aproximadamente el reloj marcaría la hora del medio día cuando tocaron a la puerta de mi casa por lo que me dispuse a salir a ver quién era o que deseaba.

Al abrir la puerta divise rostros familiares de mi etnia Warao ya que mi bisabuela y abuela (la india Catalina y la india Elvira Antonia) me brindaron sus sonrisas entre esos rasgos autóctonos y originarios de mi tierra amada TUCUPITA.

-DOKOTU YAKARAJA MARAISA-Fueron las palabras pronunciadas por aquellos 4 visitantes que en su lengua me saludaban y a los cuáles respondí con la misma emoción: YAKERAWITU MARAISA-DOKOTU WARAKORE seguido de un abrazo mientras los invitaba a pasar a la sala de mi casa.

¿Qué los trae poray?

Fue mi pregunta inmediata.

Deltanito, vinimos a buscarlo desde la comunidad de JANOKO SEBE TUCUPITA porque queremos que usted sea el padrino de nuestras fiestas, nos dé un canto a la comunidad y nosotros nombrarlo AIDAMO ARIBU pues, cacique del canto de nuestro pueblo.

(respondió el hermano Warao de mayor edad dentro de ellos).

Así entablamos una larga conversación entre chistes y ponencias sobre el tema hasta que mi respuesta fue:

Cuenten conmigo hermanos., será todo un honor compartir mi canto con ustedes.

Pasaron unas 2 semanas hasta llegar el día previsto para la presentación (12 de Octubre) fecha de gran simbolismo e importancia histórica para los pueblos originarios o mejor conocido como el día de la resistencia indígena.

Nos llegó la tarde de ese esperado jueves 12 de Octubre del 2023 y a las 5:45 min exactamente hicimos parada frente a la comunidad de JANOKO SEBE  cuando  entramos la agrupación Raíces Deltanas y los cantantes que me apoyarían a brindar aquel Atardecer Llanero denominado «DAMELE UN CANTO AL WARAO» en honor a esa canción que de niño me aprendí escuchando un casette del cantor del pueblo ALÍ PRIMERA Un Guarao la cual mi hermano mayor Luis Alberto Márquez Cañas me dejaba escuchar es una vieja casetera de pilas una y otra vez mientras me la aprendía.

Al bajarnos de los vehículos que nos transportaban empezó a llenarse nuestro alrededor de niños, niñas, jóvenes, adultos y ancianos Waraos abrazándonos y gritando «LLEGÓ DELTANITO» volviéndose aquel recibimiento una caminata por las calles de la comunidad hasta la tarima que ellos mismos habían construido con madera para ese tan esperado concierto.

Hasta ahora no tengo palabras para describir mi vibración espiritual ante tanta nuestra de afecto tan solo por vernos allí junto a ellos, solo puedo decir que me sentí en casa, con mi gente y una vez más agradecí a Dios por hacer de mi canto un medio para brindar alegría a tantos corazones.

Recibí en mis brazos a un niño de unos 7 u 8 meses de nacido según mis cálculos al cual posteriormente le echamos el agua mis hoy compadres Ángel Bermúdez (Vasayo), Yohel Moreno, Gustavo Lubin y Loannys Delgado y que por nombre se le dió ELIO ELIAS ZAMORA en honor a este servidor (mi nombre de pila) avanzamos y subimos a la tarima para anunciar que ya estábamos allí y que en pocas horas daríamos inicio a las actividades y al concierto programado mientras se instalaba el sonido.

Nos conseguimos con unos abuelos Waraos que les decían a mis hermanos Manuel, Macario y Marco Zambrano: Ustedes son los hijos de Nathalia y Macario de allá de Jobure, Winikina, Bonoina, ustedes son Waraos como nosotros, nosotros nos sentimos orgullosos de que unos Waraos hayan llegado tan grandes. Palabras que en su humildad y expresión solo mostraban felicidad y alegría por vernos allí junto a ellos, sin ninguna otra vestimenta que la sencillez de nuestras raíces, como unos Waraos más.

La noche nos arropó con su manto mágico de estrellas mientras uno a uno, grupo por grupo se fueron agrupando alrededor de la tarima esperando el comienzo de todo lo programado para dicha entrega, mientras entre fotografías y saludos fuimos recibiendo y compartiendo ese calor humano de nuestro pueblo.

Con las danzas Warao se dió apertura a la noche cultural para así dar paso al desfile en traje tradicional de las candidatas inscritas a la Elección de la reina de las fiestas

Siete (7) candidatas en total, (7) jovencitas fue el número de las IBOMAS SIBOROBIS (Muchachas hermosas) que engalanaron el humilde certamen de belleza quienes desfilaron en traje autóctono y traje de gala para luego responderle al jurado preguntas en Warao.

Un grupo liderizado por el Maraisa Asdrúbal Manzano bailo y nos deleitó con el Alma Llanera en Warao lo que fue espléndido y muy emotivo, luego los más pequeñines entonaron la canción Venezuela de Herreros y Armenteros en Warao la cual fue muy aplaudida y sutil despertando maravillosos aplausos  para que así nuestro gran amigo y profesor de música Pastorcito Flores amenizara con un par de temas de su autoría y repertorio propio recibiendo gritos de alegría cargados de aplausos repletos de agradecimiento por su versátil canto.

José Gregorio Mosqueda y José Silva también hicieron lo propio entregando su repertorio musical con una Oración en conjunto con los presentes de agradecimiento y bendición al Padre Creador para la comunidad.

A eso de la 1 de la madrugada me tocó subir a cantar y entre canto, romace y coplas vivimos la conexión única de abrazarnos a través de la música.

Quiero agradecer a mi Dios padre y a todos los que fomaron parte del comité organizador de las fiestas de JANOKO SEBE por regalarme una noche inolvidable, por hacerme sentir en casa, por recibirme como uno más de ustedes, por enseñarme sus rostros llenos de alegría por tan solo vernos allí a su lado, por darme tantas muestras de amor y hacerme sentir privilegiado de haber nacido en mi Delta amado, en mi TUCUPITA de siempre, entre los pies descalzos y miradas de esperanza, por hacerme sentir que con nuestro canto podemos alegrar sus corazones.

DIOS LES BENDIGA GRANDEMENTE.

Es un orgullo ser Deltano

Elio Zamora El Deltanito

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta