Icono del sitio Tane tanae, Así pasó

Un tucupitense predijo en 1955 el primer viaje a la Luna: Francisco Aniceto Lugo

Recientemente fue publicado “El primer viaje a la Luna”, un ejercicio literario de ciencia ficción, obra del tucupitense Francisco Aniceto Lugo, cuya edición inicial se presentó a los lectores en 1955.

Definida por su autor como la primera novela interastral escrita en Venezuela, tuvo tirajes limitados y ventas moderadas hasta que, rescatándolo del olvido, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Fundación Editorial El Perro y la Rana, autorizó la impresión de 1.000 nuevos ejemplares en 2021.

Lugo tuvo el mérito de profetizar con 14 años de antelación el alunizaje del Apollo 11, ocurrido en 1969, posándose en el Mar de la Tranquilidad, extensa área de la superficie selenita.

A pesar de acertar que el hombre llegaría al satélite natural de nuestro planeta y quinto más grande del sistema solar, se equivocó en predecir la existencia de vida animada y la forma que esta tendría.

“… se acrecentó el estruendo y pudieron ver en el cielo, sobre el cohete y los alrededores, veinticuatro extrañas maquinas voladoras, de forma ovalada y plana, que rompían el ámbar purísimo de la atmosfera lunar (Pág. 68).”

Las cerca de 100 páginas están colmadas de anécdotas sobre el reto que suponía atravesar el espacio llegando sanos y salvos al cuerpo celeste, el tipo de habitantes que lo poblaría, el hallazgo impredecible de grandes cantidades de oro, el romance que subyace a este tipo de aventuras y la proliferación de urbanismos, animales, plantas, parajes y lagos, entre otros elementos, semejantes y distintos a la vez a los que rodean a los seres humanos.

“La ocasión permitió, pues, a unos y otros contemplarse tal cual eran, admirándose de que no fuera tan grande la diferencia, pues que no había entre ellos mayor disimilitud que la que existe entre mulos y caballos, salvo la concha formada por dos alas atrofiadas de los selenitas (Pág. 90).”

Se refiere también a un tipo de combustible invisible, que impulsa con mucha fuerza los vehículos lunares, sin explicarse qué es, refiriéndose quizá, en su condición de adelantado, a las energías limpias que vamos incorporando a nuestra cotidianidad.

La presencia de una clase dominante con rasgos físicos “duros” e indumentaria del tipo policial, claramente diferenciada del resto, que subyuga a la población más débil o menos armada, es una evidente alusión a la tesis de la lucha de clases de Marx, doctrina precursora del socialismo.

“… se repite en la luna el caso de los aztecas. Quiero decir que los selenitas están divididos entre oprimidos y opresores, entre subyugados e invasores y, como Hernán Cortes, no nos será difícil hallar aliados entre ellos (Pág. 78).”

Una lectura sencilla, corta, fluida, altamente digerible, que nos pone en contacto con uno de los autores deltanos más prolijos, eclécticos y reconocidos del pasado siglo.

El texto puede conseguirse en la Librería del Sur, ubicada en el auditórium Warao Aoriwakanoko de Tucupita, a un precio razonable. Seguro les gustará.

Francisco Aniceto Lugo:

FRANCISCO ANICETO LUGO: Nació́ finales del siglo XIX, el 17 de Abril de 1894, en la ciudad de San José́ de Amacuro, del cual fue su capital desde 1.901 hasta 1.905. Su padre fue el Coronel Francisco Albornoz y su madre Carmen Lugo. Fue el primogénito entre ocho hermanos. Inició sus estudios en la escuela de la Profesora Renaud, prosiguiendo su bachillerato en el Colegio Luis Aristeguieta Grillet (Ciudad Bolívar).⁣⁣⁣

En 1.910, en plena juventud, tuvo la oportunidad de ser testigo presencial del paso del cometa Halley, el cual llenaba todo el cielo según relata el propio Lugo en sus Pueblos Maestros Atlántida, Tiahuanaco y Lemuria (Editorial Diana, año 1.978). Muy posiblemente ese suceso cósmico lo empujaría a estudiar en el futuro el mundo astronómico. Así mismo, fue estudiante del Colegio Federal de Varones de la citada Ciudad Bolívar. Para 1.923 queda ratificada su calidad como poeta al participar en un concurso internacional y acreditarse distinciones por parte de la Junta del Centenario de la Batalla Naval de Maracaibo. Lo mismo sucedió́ cuando Ciudad Bolívar cumplió́ 200 años: Fue premiado por el Consejo y la Logia Asilo de Paz de la citada ciudad. Una de sus principales facetas fue la de Docente.⁣⁣⁣
⁣⁣
Escribió́ 32 obras literarias o libros. En el diario de circulación nacional Panorama (donde estuvo laborando desde 1.931 hasta 1.936) tenía una columna fija diaria llamada «Pasando el Rato». Además de redactor en este periódico de Maracaibo, era el traductor de las agencias noticiosas internacionales.⁣⁣
⁣⁣
Profesor Licenciado, Poeta, Periodista, Filosofo, Psicólogo, Traductor, Filólogo, Corrector de Textos, Escritor, Conferencista, Politólogo, Astrónomo, Ingeniero Electricista, Ingeniero Electrónico, Cosmólogo, Teólogo, Arqueólogo, Historiador y Antropólogo heterodoxo (por consiguiente, Atlantólogo), Egiptólogo, Piramidólogo, Ufólogo, Estudioso de los Poderes de la Mente, Investigador Radiestésico y hasta hizo de Biólogo, entre otros. En fin, un investigador en toda la extensión de la palabra, un científico nato. Falleció́ en Caracas el 21 febrero De 1982.⁣⁣

Biografía hecha por: Marco Rango

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta

Salir de la versión móvil