Tucupita estrena Sacerdote: Javier Ernesto Calderón Guanaguanei

Los deltanos tienen un nuevo sacerdote, el capuchino Javier Ernesto Calderón Guanaguanei.

Psicólogo Clínico de formación base, optó por la homilía en sustitución de la predica solitaria del consultorio y el confesionario en vez de la consulta.

Luego de explorar la mente en profundidad, al final del camino encontró siempre al Señor, decidiendo que era hora de responder al llamado y dedicarle el ser.

Javier es hijo de una leyenda del futbol de salón en el estado, el Prof. Oscar Calderón, para quien servir a los demás, en especial a los niños que forma en la escuela de Rómulo Gallegos, es su vocación de vida, orientación que transmitió en pleno al recién ordenado presbítero. De su mamá, la profesora universitaria Yumaira Guanaguanei, adquirió la prestancia para ejercer la oratoria y difundir el mensaje.

A Javier, con una excelente preparación y un elevado sentido de responsabilidad, le corresponde guiar numerosos rebaños y transmitir hasta donde le sea posible el misterio de la Palabra, cuyo misterio no es tal, siendo la verdad más revelada de todas: amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo.

Biografía:

El 27 de enero de 1989 en la ciudad de Tucupita, en el hogar de Oscar Calderón y Yumaira Guanaguanei de Calderón, nace Javier Ernesto.

Siempre activo dentro del catolicismo, comienza a gestar su vocación en el servicio de grupos como: catequesis, cursillos de cristiandad, ministerio de música, jóvenes soldados de Cristo, etc; todo esto en la parroquia San Diego Alcalá y Candelaria, en San Diego, estado Carabobo. En esta misma ciudad hace sus estudios de Psicología Clínica, graduándose en el año 2012.

En Semana Santa de 2011, en la Sierra de Perijá, inicia el proceso de aspirantado en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Esta vivencia marcó completamente su vida y transforma su corazón, decidiendo que «eso que le ha mostrado Dios» como estilo de vida, es lo que quiere asumir.

Inicia el postulantado en octubre de 2012; vive el año de gracia en 2014, junto a su maestro fray Próspero Arciniegas, y los frailes Richard Mora y Germán Arteaga.

De manos de Fray Ramón Morillo, celebra su primera misa, la confesión inaugural y la absolución inaugural, consagrando su vida al Señor.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta