Icono del sitio Tane tanae, Así pasó

“Soy hijo de un hombre que nunca soñó ser presidente”: Nicolasito

Nicolasito, el hijo del presidente Nicolás Maduro Moros, visitó este viernes el Delta. Pasó un día en Tucupita, de la mañana a la tarde, desde que salió el sol hasta que se ocultó.

Caminó sobre las 11 am por calles céntricas, acompañado por el pueblo y Lizetica en plena incandescencia del astro Rey, cuando la mandataria palideció y debió ser llevada de emergencia a un centro hospitalario.

A partir de las 2 pm, acudió a la Catedral Divina Pastora en la avenida Arismendi y a la iglesia Gracia y Paz, en la calle principal de la urbanización Dr. Delfín Mendoza, donde se desarrolló el acto central y dio por finalizada la estadía.

Gradúate de bachiller en 3 años con Fe y Alegría

A los templos la acompañó la gobernadora, recuperada del broncoespasmo que la afectó, saludando en el preámbulo la presencia de Antonio Galindez, enlace psuvista, a Loa Tamaronis, alcaldesa de Tucupita y a Rosamni Gascón, alcaldesa de Pedernales. “Siempre encontré en los pastores la palabra necesaria para seguir adelante” dijo Hernández.

Evaluando las necesidades, comprometido con las mejoras de las instalaciones religiosas, en la concentración de pastores evangélicos Nicolasito manifestó que formularia tres solicitudes. Sorprendidos ante la inesperada acotación, procedió a explicarse desglosando la primera:

“Les pido trabajar, el sentir de la iglesia es vivir para servir y la existencia del estado, es para proteger a la población, defenderla, cuidarla. Como Vicepresidente de Asuntos Religiosos del PSUV invito al pueblo de Dios, que está donde hay oscuridad, llevando luz con la palabra… A aliarnos para llevar los valores y la luz, ustedes atienden las necesidades espirituales y nosotros las materiales en alianza perfecta. Creyendo en la palabra de Dios, el país saldrá adelante. Tendremos fortaleza material y espiritual para lograrlo”.

Aprovecha el 10% de descuento en medicamentos

Claros en cuanto a la naturaleza de las demandas, los guías de rebaños mostraron disposición a seguir escuchando.

“En segundo lugar, lo más importante que tiene una persona es la familia… Ustedes constituyen una reserva moral de la familia, demostrándolo con su ejemplo… A ustedes que llevan la palabra de Dios, les pido ayuda como padre, como hijo, como ciudadano venezolano, les pido que lleven los valores familiares de Cristo, a la familia venezolana” siendo notoriamente aplaudido por ello.

Antes de proseguir, se tomó un tiempo para halagar al anfitrión “el Delta Amacuro es un estado de admirar, es un estado que ha mantenido su Fe, su esencia, su humildad y que es bandera de los pueblos indígenas y de la resistencia”.

Compra tu electrodoméstico al mas bajo precio en la EPS Delta

A continuación, se detuvo en la última petición, aclarando que sería, de acuerdo a su sentir, la más especial. “Les pido como hijo de un hombre que nunca soñó ser presidente, porque mi papá nunca fantaseo, no se postuló para ser presidente, le tocó, la vida lo llevó, Dios tenía ese plan preparado para él, nosotros nos entregamos a los designios de Dios y él quiere servir hasta el último día y ese es nuestro papel y me pongo al servicio de ustedes. Yo les pido desde mi corazón… con esto cierro, oren por el presidente de la Republica, oren por mi papá, oren por Nicolás Maduro Moros, oren por mí, por mi familia, para que sea Dios a través de su instrumento en la tierra, a través de su cerebro, a través de su boca, que sea Dios el que gobierne a Venezuela, a través de Nicolás Maduro Moros, que sea Él quien tome los destinos de esta patria, para que de una vez por todas elevemos nuestro país al pedestal de honor como tierra sagrada, como tierra bendita, como tierra de los profetas… Quedo a sus servicios”.

Culminada su intervención, rodeado del aparato de seguridad emprendió camino hacia nuevos destinos. Otras almas lo esperan.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta

Salir de la versión móvil