“Si fuera ese café, todos estuviéramos muertos”

La muerte de dos niñas de tres y dos años de edad, luego de haber tomado presuntamente un café de una reconocida marca comercial en Tucupita, sigue generando opiniones y cuestionamientos.

Hasta ahora no hay algún informe oficial que revele la verdadera causa de muerte de Roxana Rojas y Jennifer Rojas, las dos pequeñas de 2 y 3 años de edad, que residían en la comunidad de Tirital del municipio Tucupita. Jesús Ramón Rojas de 22 años de edad, padre de las fallecidas y otro bebé de 11 meses de nacido, fueros estabilizados. Ellos también ingirieron el café que les entregó un pariente, según versión de un  familiar de los afectados con el que Tanetanae.com conversó en el hospital de la capital deltana.

Ante este hecho que se registró el pasado miércoles 27 de enero, algunos ciudadanos aseguran que la causa de muerte no fue por el café. Ellos sostienen otras hipótesis.

“Debe ser que comieron yuca amarga u otra cosa, porque si fuera el café, todos estuviéramos muertos en Tucupita. Eso no fue”, dijo una señora que conversaba con el encargado de un establecimientos comercial en calle Pativilca.

“Por esa zona siempre ocurren casos así, hay muchos que han comido yuca amarga. No sabemos si ese café tenía otra cosa, tienen que investigar bien”, fue lo que dijo un hombre que discutía el caso y estaba adquiriendo un paquete de café.

Todos los ciudadanos se mostraron convencidos de que el fallecimiento de las dos infantes y el agravamiento de otro hermanito y su papá, no fue generado por ese producto. Ellos también esperan algún reporte oficial que clarifique los hechos.

Se tenía previsto que para el viernes 29 de enero, se les practicara la necropsia de ley. Hasta el mediodía del sábado no se ha conocido de algún avance en las investigaciones.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta