Un joven revisa su teléfono celular en Tucupita / Tanetanae.com.

«Será otra navidad por el WhatsApp y lejos de mi mamá»

Para Ramón Rodríguez será un día más «normal». En los Estados Unidos las festividades navideñas jamás han sido  iguales a las que celebraban en su natal Tucupita, junto a su familia, abrazando a su mamá. 

Hace dos años se marchó a los Estados Unidos para buscar mejorar sus condiciones de vida. Con 22 años de edad, se costea la vida trabajando en panaderías, restaurantes y otros puestos laborales en Los Ángeles, Estados Unidos.

Ramón se pone melancólico cada 24 y 31 de diciembre y más aún estando lejos de su familia, de su mamá. Esta será la segunda navidad fuera de casa.

Al caer la tarde, las horas de tristeza comienzan a invadirlo. Recuerda su infancia de ilusiones navideñas, los despertar de emociones, los estrenos, las hallacas y sus correteos por toda la casa, en San Rafael.

Ahora solo quiere que pase todo rápido. A veces sale a caminar las calles mientras mira una cultura diferente: más fría,  seria, robotizada, pero que respeta y aprecia también.

«Será otra navidad por el WhatsApp y lejos de mi mamá, los saludo por allí, hablo con mis hermanos, les muestro mi cena y ya».

Con unas cuatro horas de diferencia, la navidad llegará primero a Tucupita, Venezuela, mientras tanto Ramón Rodríguez brindará un trago de ron venezolano importado para bajar el nudo de su garganta.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta