Réplica: “Acá tengo los documentos donde validan que soy la dueña”

Yanett Katerine Contreras ejerció su derecho a réplica sobre la denuncia contra de su esposo, donde lo señalaron de supuestamente haberle retenido las pertenencias al ciudadano Gelvis Salazar, quien era responsable de un gimnasio que está ubicado en la calle Bolívar de Tucupita.

 

Denuncia a su exsocio por no querer devolverle sus pertenencias

 

De acuerdo con la versión de Contreras, el local se lo dieron alquilado a Salazar porque ella y su esposo estaban ocupados en otros asuntos, además de que sus hijos estaban fuera del país. Pero tras el regreso de sus familiares, decidieron legalizar el negocio y asumir la responsabilidad.

Una vez legalizado el gimnasio como “Contreras Olympus GYM”, estas personas conversaron con Salazar para añadirlo a la lista de empleados, a lo que él se habría negado alegando que era dueño del 50 % de las máquinas. “Acá tengo los documentos donde validan que eso lo adquirí con dinero propio, sacrificio mío y de mi esposo”, dijo.

La condición era de capacitarlo y que tuviera su certificación y le pagarían 8 $ por cliente; propuesta que no le habría parecido a Salazar, ya que- según Contreras- como entrenador “no certificado” cobraba entre 10 a 15 dólares por cliente.

Reveló que algunos testigos le informaron que el ciudadano habría intentado “adulterar” un documento para que el Consejo Comunal del sector lo validara y diera a entender que el local era de su propiedad. “Incluso le dijo a la propietaria que no nos rentara y que le firmara un papel para él introducirse y sustraer las máquinas”, aseguró.

Yanett Contreras reveló que ahora la situación pasó a un plano personal debido a que supuestamente uno de sus hijos fue golpeado por el denunciante y otras dos personas cuando los descubrieron intentando sacar las máquinas. Ella ahora teme por la seguridad de su esposo, hijos y nietos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta