Redel Bello: con mayor carga fiscal y tributaria, nuestros comerciantes terminarán de hundirse

Redel Bello, representante del escritorio jurídico contable Bello y asociados, no se quiso quedar atrás.

En su concepción de la economía, los profesionales de las cuentas, son los principales aliados de los empresarios y viceversa.

Si los generadores de empleo y riquezas son atacados, quien mejor que sus fieles escuderos, los también llamados contadores, para salir a defenderlos.

Tanto así, que la cultura popular que todo sabe y todo lo ve, y a la que no hay nada que se le escape, produjo un bonito refrán: quien vive sus cuentas, muere sin rentas. Cuentas que “cuadran”, quien sino, los contables.

Si le pisan un dedo al uno, le duele al otro.

Con estas declaraciones Redel, quiere ayudar, en un claro esfuerzo de concienciación, a que los médicos de emergencia que quieren aplicar la medicina impositiva, cambien el tratamiento antes que acaben con lo poco que queda.

Para Bello, el remedio es peor que la enfermedad, e intenta explicarlo. Este es su aporte.

1.- ¿Cómo definirías la economía venezolana actualmente?

R.B.: La condición económica en Venezuela está completamente degradada, o sea, el proceso anárquico que estamos viviendo ahora, en el país, con respecto al proceso económico nos está llevando a la debacle.

Valga profundizar el análisis, no hay un ente público en el país que tenga la capacidad de regular los procesos económicos del estado, ninguno.

Como consecuencia, los comerciantes no saben a qué atenerse, actúan a su libre albedrío y voluntad, según como venga.

Esa problemática golpea aun más la economía, te pongo un ejemplo, obligan al comercio y a los ciudadanos a aceptar los billetes de baja denominación cuando nadie los quiere por una sencilla razón, en virtud de los altos precios no te permiten hacer el consumo diario; en cuanto a los bancos, no puedes contar con ellos, porque tampoco proporcionan el papel moneda de mayor especificación, para que pueda haber fluidez en la economía y se produzca el libre juego de la oferta y la demanda; en conclusión, el juego se tranca.

Esas acciones o más bien inacciones, hacen que el venezolano se desespere completamente al no hallar salidas, e inclusive busque otras alternativas, como la migración masiva que está aconteciendo actualmente en nuestro país; nuestros jóvenes y profesionales salen a buscar nuevos horizontes para poder estabilizar la economía de su familia.

2.- El gobierno instrumenta muy a menudo planes económicos, ¿qué sucede con ellos?

R.B.: No he visto todavía uno de los planes del gobierno que sea efectivo ante situaciones de este tipo, entonces, no puede un comerciante que no esté haciendo los recursos necesarios para sostener su empresa, ni alguna de las empresas cuya producción se redujo a menos del 10% de su capacidad productiva, aceptar que le impongas una maquina fiscal que cuesta miles de millones de bolívares, que ellos no producen ni siquiera en un año.

¿Como un comerciante va a desprenderse de ese capital?, prácticamente lo están obligando a cerrar su negocio.

3.- Esta planteado incrementar sustantivamente el impuesto municipal a la actividad económica, ¿qué opinión te merece esa medida?

R.B.: Estoy completamente convencido que más del 80% de los negocios ya no cumplen con la tasa fiscal, porque lo que ingresan no le alcanza para cubrir los gastos.

Nuestra responsabilidad como profesionales de la contaduría, es tratar de que haya un equilibrio, sin embargo, ¿como hacen los comerciantes para poder responderle a los entes fiscales como el Seniat y Satrimut?, cuando Satrimut y Satdelta están imponiendo unas cuotas fiscales que están por encima del poder adquisitivo del comerciante, y el Saren aumentó las cuotas fiscales en un 400%; con decirte, que la constitución de una empresa cuesta tres veces más de lo que costaba hace 15 0 20 días atrás.

Pagar un impuesto en Satrimut se triplicó, inclusive en la alcaldía pagar un impuesto de derecho de frente aumento un 800%.

Otra carga impositiva, no tiene sentido.

4.- El libre juego de la oferta y la demanda al cual hacías referencia implica liberar el comercio a las fuerzas del mercado, por tanto, nuestros comerciantes no merecerían mayor consideración.

R.B.: Al contrario, en el ámbito comercial deltano, en todos sus aspectos, por donde lo mires, comenzando por nuestra condición geográfica, recuerda que somos un estado que no cuenta con ningún tipo de empresa que nos permita adquirir de manera directa los productos de primera necesidad, por tanto, todo nos resulta más costoso y difícil, y nuestros comerciantes en compensación merecen todo el apoyo y la consideración posibles.

 

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta