Por tres multiplicó la Revolución educación universitaria en el Delta

Breve cronología de la educación universitaria en el Delta

Jorge Alexander Antequera San | Vicerrector Territorial de la Universidad Territorial Deltaica Francisco Tamayo

En 1884 nace constitucionalmente el Territorio Federal Delta Amacuro, 107 años después, en 1991 por decreto del Congreso de la República de Venezuela, se convirtió en el Estado Delta Amacuro.

Un pueblo de gente humilde cubierto por sus selvas y la humedad propia del ambiente tropical, rodeado por uno de los ríos más importantes del mundo, el Orinoco.

En la trayectoria por la construcción y fortalecimiento de las comunidades, 105 años más tarde, un grupo de jóvenes y profesores realizan el estudio de factibilidad y nace la primera institución universitaria con el nombre del Instituto Universitario de Tecnología Dr. Delfín Mendoza en el año 1984, siendo la única institución universitaria en el estado.

Ante la creciente demanda de estudios superiores en función del aumento sostenido del número de bachilleres, en los años siguientes, se instalan en el estado las universidades: UNA, Simón Rodríguez y UPEL Monagas, para brindar sus ofertas académicas a la población estudiantil, y el convenio Samuel Robinson de la UCV, aunque no es una universidad, es el enlace directo para, después de cursar un año, ingresar a la Universidad Central de Venezuela.

Gracias a las políticas del Gobierno Bolivariano, con la llegada del comandante Hugo Chávez a la presidencia, se crean y transforman nuevas universidades en el país, entre ellas, la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (UNEFA), antes conocida como el Instituto Universitario Politécnico de las Fuerzas Armadas Nacionales (IUPFAN). Hoy en día, gracias a la Revolución Bolivariana contamos en nuestro estado Bolivariano Delta Amacuro con 9 universidades para cubrir la demanda estudiantil con las opciones de estudios en diferentes áreas específicas, que requiere la región.

Las universidades existentes son: Universidad de las Ciencias de la Salud “Hugo Chávez” (UCS) con sede en el Hospital Dr. Luis Razzeti de Tucupita y la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) en la Aldea Alberto Lovera en la comunidad 19 de abril. Contamos con universidades para la docencia, tales como: UPEL, UNA y UNEM del Magisterio. Tenemos el privilegio de albergar la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), ya que en el año 2012, era un ambiente de aula adscrito al estado Anzoátegui y en el 2016 se instaura en Tucupita, sin sede propia, sin embargo, hace días atrás el Presidente Nicolás Maduro, hace entrega formal de la sede propia, conjuntamente con la UNEFA, para que la juventud deltana goce de infraestructuras acordes a las necesidades académicas.

La Misión Sucre es la punta de lanza en materia universitaria y gracias a la Misión se rompe el cerco de los bachilleres sin cupos y de los excluidos, sin importar la condición social para ser incluido en el sistema educativo universitario y, por último, tenemos la Universidad Territorial Deltaica Francisco Tamayo, anterior IUT Dr. Delfín Mendoza, transformada a Universidad Experimental en el año 2014, única con autonomía propia en el estado en comparación con las otras IEU que son centralizadas. La UTDFT cuenta con 13 programas nacionales de formación (PNF), tiene 4 núcleos académicos territoriales y un cuerpo colegiado llamado Consejo Universitario conformado por un Rector, Vice rectores (Académico, Territorial y Estudiantil), secretario general, representantes (Estudiantil, Obrero, Administrativo y Docente).

Las universidades acantonadas en el Delta, fortalecen la formación académica y conciencia para nuestro pueblo y las comunidades de la región oriental y del país, con una amplia variedad de carreras y programas de formación que van al servicio del pueblo, incluyendo a los hermanos Waraos, que tienen participación en las distintas IEU.

Es menester reconocer los logros del gobierno bolivariano garantizando educación gratuita y de calidad, a pesar de las sanciones impuestas por el gobierno de los EEUU, nuestras universidades se mantienen abiertas y al servicio del pueblo, con el apoyo absoluto del presidente Nicolás Maduro, a través del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria con la ministra Dra. Sandra Oblitas.

Felicitamos y reconocemos el esfuerzo que hacen las autoridades de esas casas de estudios universitarios, sin olvidar el denuedo de la clase obrera y estudiantil. Nos sentimos orgullosos por tener notorios avances en la formación académica de la juventud y los adultos, que quieren culminar sus estudios universitarios en nuestro estado y, a diferencia del siglo pasado, tienen donde y como hacerlo.

 

 

 

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta