Foto referencial

Por poco matan a persona en rapto con robo a vivienda en La Esperanza de Tucupita

Aterrorizado, un hombre de mediana edad, contó a Tane tanae, la horrenda experiencia por la que acababa de atravesar.

Sobre las 2 pm de este viernes 6 de septiembre, cuando ingresaba a la vivienda a su cuidado propiedad de un familiar en el sector La Esperanza, fue abordado por dos personas portando pasamontañas, que lo sometieron de inmediato y entraron con él.

A partir de ese momento comenzó el calvario. La víctima fue amordazada, sujetadas con fuertes amarres las manos y los pies, y arrinconado cual iguana en una habitación de la vivienda.

La siguiente hora, consistió en una lluvia de golpes de todo tipo al cuerpo y de cachazos sobre la cabeza, en procura de que dijese lo que no podía manifestar; cuando se cansaron de maltratarlo, entendieron que en la casa no había nada más que lo que ya habían apartado para llevarse. Ni dólares, ni euros, ni gramas de oro, únicamente los pocos bienes de uso cotidiano que poseía la familia.

Temerosos quizá de ser descubiertos por causa del exceso de violencia y los voceos alterados sobre el cautivo, decidieron huir con parte de lo que habían tomado y acumulado sobre la cama del cuarto de la tortura.

Bomba de agua, utensilios, objetos de uso personal, acumulando una importante cantidad de bienes que no se ha determinado por completo.

Pasadas las 3 pm, habiendo cargado con parte del botín y ya lejos, comenzó el segundo calvario para el ciudadano raptado, quien por espacio de 3 horas gritó hasta donde le alcanzaron las fuerzas, hasta que varios vecinos acudieron a liberarlo.

Agradecido por permanecer con vida, severamente magullado, con una herida abierta en la cabeza y compungido por la pérdida material, fue camino del Cicpc a poner la denuncia.

Una muestra más de que el hampa no respeta día, hora, espacio, sector, a fin de satisfacer sus oscuras y desviadas pretensiones.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta