Petroaguinaldo, ¿beneficio o engaño?

El retraso  por parte del Banco de Venezuela en el pago del petroaguinaldos que recibió el comercio el 24 de diciembre 2019  y el 2 y  3 de enero de este año, mantiene en zozobra a los comerciantes deltanos.

La presidenta de la Cámara de Comercio del municipio Tucupita, María Carolina Pérez, manifestó que los comerciantes están muy preocupados por este retraso, ya que a diario los bolívares se van devaluando, para el 24 de diciembre el valor del dólar  paralelo estaba en aproximadamente 46.000  Bs por $, hoy  supera los 70.000 Bs por dólar, con ese dinero que nos adeudan, en aquel entonces, podíamos comprar prácticamente el doble de lo que podemos comprar hoy.

Además  dada la necesidad de la población de consumir el petroaguinaldo, el comercio se vio en la obligación de surtir sus negocios, realizando compras a crédito, adquiriendo  deudas, las cuales cancelaría al recibir el pago del mismo,  y hasta la fecha no hemos podido honrar nuestros compromisos  con los proveedores, debido al retraso en la liquidación de la deuda que mantiene el Estado, porque el Banco de Venezuela es del Estado, con el comercio

Pero no solo eso, la última información que nos han suministrado es que  la deuda no la van a cancelar en bolívares, sino que nos la van a cancelar en petros, han decidido cambiar las reglas de la negociación sin previo aviso. En este municipio el 99% del comercio no está preparado para esto, ni siquiera tenemos cuentas en petros, algunos comerciantes,  desde finales de Noviembre intentaron inscribirse en la Sunacrip, y hasta la fecha no han recibido la confirmación de su inscripción. La Sunacrip es un ente autónomo, regulatorio y supervisor de todas las actividades inherentes y derivadas del desarrollo del Sistema Integral de criptoactivos, que imagino esa será la vía a utilizar para disponer de los fondos

Lamentablemente, los comerciantes de este municipio no recibiremos los petros, hasta tanto nuestras deudas sean saldadas y  las condiciones para recibir esta moneda virtual no estén claras. El Estado no  debe seguir improvisando en materia económica, para que haya estabilidad se requieren reglas claras.

Si en la primera oleada del petro la condición para recibir el petroaguinaldo era que el banco iba a  depositar al comercio en bolívares cobrando una comisión bancaria de 1.5% del valor de lo recibido,  Lo justo y lo correcto sería  que toda la cancelación fuese así.

Si ahora para la segunda oleada del petro el Gobierno quiere cambiar las condiciones de pago, debe manifestar de forma clara al comercio  y darnos la oportunidad de adecuarnos a sus exigencias.

No podemos recibir petros porque no tenemos como movilizarlo y el dinero no podemos tenerlo  estacionado en una cuenta virtual. Hasta la fecha es poca la información que hemos recibido, esperemos a ver como se desarrolla la situación

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta