Personas le caen a palo a los mangos en tiempo de “la pelazón”

Algunas personas que viven en Tucupita han estado cayéndole a palos a los mangos para así sobrevivir durante lo que va de enero, que denominan “el mes de la pelazón”.

Han estado recurriendo a los árboles que ya tienen mangos para así alimentarse de esta fruta y -aseguran- “aguantar la pela durante el día”, hasta que logran conseguir algún empaque de comida.

El señor Juan Díaz y su familia han tenido que alimentarse de mangos porque no poseen dinero para comprar algún producto habitual de comida. Él asegura que apenas percibe los bonos por el carnet de la patria, que tampoco le alcanza para cubrir sus necesidades alimentarias.

Díaz manifiesta que son varias las familias que están atravesando por esta situación, sin embargo, recurren a los mangos para así lograr comer algo. Aunque tiene varias siembras de rubros agrícolas, estos aún no pueden ser cosechados.

“La gente le están cayendo a palo a los mangos. Yo fui y había muchas personas recogiendo y dicen que es porque no tienen comida”, dijo el señor Juan Díaz que vive en Paloma.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta