Parte del discurso de escritor deltano José Balza tras recibir premio internacional

Por Dr. Abraham Gómez/Sic.

«Vengo de las selvas del Delta del Orinoco; desde allí voy a Caracas y a las ciudades del mundo, para volver a sus aguas. El deslumbrante paisaje del Delta también puede parecer una superficie, como la escritura. Pero bastaría detenerse a concebirlo geológicamente; además, las aguas que ocurren frente a mi casa natal no consisten solo en un pasar; ellas traen tesoros líquidos y minerales de centenares de afluentes, que nacen y atraviesan mi propio país.

Este premio lo recibo, lo agradezco y no logro calibrarlo por completo; porque considero que es la más alta y original seña de valoración, de demostración de que otro rostro americano vive y encarna mucho de lo no visible o de lo que será común entre nosotros. Son famosas las distinciones a la ficción y al poema, al cine, la música, la plástica y el teatro en nuestro continente. Pero el ensayo, curiosamente para mí, la vertiente más constructora, disciplinada, libre, analítica y prospectiva de las letras, ha permanecido en penumbra».

Extracto del discurso de nuestro insigne escritor José Balza, con motivo de recibir el premio Pedro Henríquez Ureña (2023), conferido por la Academia Mexicana de la Lengua.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta