Nueve años del triunfo contundente de las chamas de Venezuela

Al cumplirse nueve años del histórico triunfo de la selección femenina de fútbol de salón de Venezuela, en el Campeonato Suramericano, celebrado en la ciudad de Cali, en la hermana república de Colombia, conmemoramos con emociones encontradas. Mientras algunos lo ven como un año más, otros lo consideran el año precedente y premonitorio del próximo gran logro. Lo cierto es que, el 16 de junio de 2015, las talentosas jugadoras venezolanas vencieron de manera contundente a la selección de Colombia en la final, llevándose así el título de campeonas y dejando una huella imborrable en la historia del deporte nacional.

Muchas personas lo recuerdan, especialmente aquellas vinculadas al mundo del fútbol de salón venezolano. Desde estos espacios, nos hacemos eco de esa hazaña para que cada día mantengamos presente y vigente lo alcanzado por las talentosas jugadoras que representaron a Venezuela con orgullo y determinación.

Marinel Arguinzones, Narvelis Rondón, Mireya Fermín, Karla Romero, Astrid Miquilena, Gaby Viloria, Yuceilis Camargo, Alejandra Prieto, Andreina Peraza, Yaritza Larez, Grecia Mendoza y Yessica Rodríguez, son nombres que debemos recordar y honrar por su dedicación y esfuerzo incansable en favor del país.

Cada una de estas jugadoras dejó una marca positiva e imborrable en la historia del deporte venezolano, y su triunfo es un recordatorio constante de lo que se puede lograr con trabajo en equipo, disciplina y pasión. Es fundamental que tengamos presente su historia y logros, no solo como un tributo a su éxito, sino también como una fuente de inspiración para las generaciones futuras, sobremanera para los practicantes del fútbol de salón, quienes tienen un referente importante y casi único en la historia del país, en ellas, quienes de manera convincente obtuvieron el título de campeonas de manera invicta, demostrando un talento sin parangón suramericano.

Recordar y celebrar los éxitos pasados nos ayuda a construir un mejor futuro para el fútbol de salón en Venezuela. El mantener viva la memoria de estas realizaciones, fomentamos un espíritu de excelencia y perseverancia en nuestros jóvenes atletas. Así, continuamos avanzando con pasos firmes y seguros hacia un porvenir lleno de nuevas victorias.

Mantener la historia presente nos permite aprender de ella, celebrar nuestros triunfos y usar esas experiencias como un trampolín para seguir conquistando grandes alturas en el deporte.

Desde el presente espacio enaltecemos las campeonas. Dios permita que en su trajinar cosechen nuevos éxitos las chamas de Venezuela.

Será hasta la próxima oportunidad con el favor de Dios. Para contactos estamos en @Joseceden o en Facebook / José E Cedeño Gonzalez (El hijo mayor de Otilia Gonzalez).

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta