No tiene un techo donde refugiarse con sus hijos, le pide ayuda a Lizeta

Nilza Yánez, una señora indígena que vive con sus hijos en calle Petión de Tucupita desde hace tres años, está siendo desalojada de una casa que dejaron a su cuidado por parte de una ciudadana que está en Caracas.

De acuerdo con la madre de familia, la propietaria de esa casa le brindó el apoyo permitiéndole quedarse en el inmueble con sus hijos, mientras ella permaneciera en otra región de Venezuela. No obstante, después de tres años, regresó para desalojar a la familia por motivos personales.

“Ella me dijo que va a vender la casa porque necesita hacerse una operación, pero yo me voy a quedar sin nada y no tengo donde vivir”, lamentó la señora Yánez, quien le pide a la gobernación del estado Delta Amacuro que le brinden una ayuda lo más pronto posible.

Nilza tiene un plazo de desalojo hasta enero del 2022, por eso, insta a la gobernadora de Delta Amacuro, que por favor le facilite una vivienda, ya que sus hijos están estudiando y trabajando.
En total son aproximadamente 8 personas, entre ella sus hijos y nietos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta