“No soy ninguna pichadora como me dijo Tane tanae, por eso estoy libre”

La joven que se vio involucrada en un hecho de presunta agresión sexual instó a Tane tanae a abordar este tipo de temas con el debido respeto y la seriedad que amerita, tomando en cuenta las investigaciones que posteriormente se llevan a cabo.

Gianni Mata Aranguren, la joven que fue calificada como “pichadora”, relató su versión de los hechos frente a lo que asegura fue una acusación falsa por parte de los funcionarios de la policía del estado Delta Amacuro; así lo demostraron las investigaciones posteriores de la fiscalía del Ministerio Público.

De acuerdo a la versión de la policía de Delta Amacuro, Mata Aranguren fungía como cómplice ante el presunto encuentro sexual entre un hombre y una adolescente en el paseo Manamo, misma que recientemente fue reportada como desaparecida y acusó a un hombre de Deltaven por supuestamente querer llevarla para venderla en Trinidad y Tobago. Acusación que repitió esta vez.

Mata relata que, tras indagar en la vida de la adolescente, ella está prácticamente en condición de abandono (se obvia el nombre) y adentrándose en el mundo de la ilegalidad como otras personas en Tucupita. Pero la ahora liberada admite que fue tarde para darse cuenta y espera haber aprendido la lección.

Esta adolescente le dijo a Mata Aranguren que le vendería un teléfono celular en el Riverside de Tucupita. Ambas fueron; una vez allí, varios funcionarios de la policía del estado Delta Amacuro estaban presentes, entre ellos, mujeres que jugaban  kickball en la playa. Varios se bañaban. La adolescente decidió meterse al río sin resquemor alguno; una situación que preocupó a Gianni.

“Allí había gente bañándose, había policías de civiles porque conozco a varios. Ella se metió al agua y al rato llegó la policía y detuvieron a un hombre. Cuando detuvieron al hombre, también me detuvieron a mí. Ella (la adolescente) me acusó de que yo le había dicho a ella para que estuviera con el hombre por 15 dólares. Eso me dejó fría”.

Las investigaciones posteriores determinaron que las versiones de la adolescente resultaron ser falsas. Esta también había afirmado que el hombre y Gianni Mata Aranguren la habían arrastrado desde Santa Cruz (donde vive) hasta el Riverside. Finalmente dijo que ambos querrían trasladarla a Trinidad y Tobago.

A esta adolescente se le puede ver por las calles de Tucupita. Los organismos policiales y otras instituciones del Estado conocen de este lamentable caso. La jueza instó a la defensa y al abogado acusador apoyar en un acompañamiento psicológico y protección familiar a la menor de edad.

Gianni Mata Aranguren alertó que durante su detención se le extravió un teléfono celular. “Uno de los policías me lo quitó de mi bolsillo y me dijo que no volteara”. Denunció además que fue agredida física y mentalmente porque la quisieron involucrar con un robo ocurrido en la plaza Bolívar de Tucupita; fue por esta razón que la casa de la familia Aranguren fue allanada la noche en la que esta fue detenida. La conversación de la policía fue en torno a “matar dos pájaros de un solo tiro”, lamentó la muchacha.

Finalmente instó a la sociedad civil a no creer en las versiones de la policía de Delta Amacuro o de otro organismo auxiliar de la justicia hasta que las investigaciones demuestren los hechos reales. Reiteró el llamado a Tane tanae a tratar este tipo de sucesos con el debido respeto y la seriedad que amerita.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta