Murió “estamos a la orden en la funeraria”: Nelson Coa (+)

Así eran sus despedidas y nunca nadie le agradeció el gesto, en todo caso, se lo negaron con cariño; “muchas gracias, pero no, en otra oportunidad será”, le respondían.

Este martes 30 de abril, uno antes del Dia Universal de los Trabajadores, Nelson Del Valle Coa, propietario de la Funeraria El Carmen, en calle Delta de Tucupita, sintió la campanada en el pecho y supo que no había marcha atrás, la hora se avecinaba, le correspondía descansar.

El hombre del bigote mexicano, al más puro estilo de los charros de las películas y el cabello finamente peinado, sin siquiera el desliz de un flequillo, partió a los 65 años.

Fueron muchas las veces que la vio de frente, en la figura de conocidos, como para intentar escondérsele o pretender evadirla.

Los últimos días se ejercitaba, dándose píldoras de salud, consciente de que lo único sobre lo que no tenemos dominio es el destino.

Jocoso y jovial, cercano y amigable, mantuvo siempre el buen humor de los que, en virtud de su oficio, están por encima de la vida y la muerte. En Nelson, la carta de presentación era su sonrisa.

Lo despiden su esposa Enohelis y los cuatro hijos en común: los ingenieros Greymaris y Nelson, la farmaceuta Vanessa y Genesis, la abogada.

En está oportunidad, la funeraria estuvo a la orden para él.

Que Dios lo tenga en su Santa Gloria.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta