Mónico Campero cuestiona a Lizeta y Amado por abandono warao

Mónico Campero, un dirigente indígena de la comunidad de Araguaimujo, en el municipio Antonio Díaz, cuestionó en el programa radial “Amanecerá y Veremos” que trasmite Radio Fe y Alegría, a la gobernadora Lizeta Hernández y al alcalde Amado Heredia, por el abandono generalizado de las comunidades waraos, que está generando un éxodo masivo de aborígenes desde la selva.

De acuerdo con Campero, más del 50%  de la población del municipio Antonio Díaz, conformada por waraos, ha migrado hacia países como Guyana, Brasil y Trinidad y Tobago. Según el dirigente, en localidades como Winikina y Araguabisi, apenas hay 12 familias en cada una de ellas.

Campero cuestionó a la gobernadora Lizeta Hernández y al “hermano” Amado Heredia (como él lo denominó), porque tienen olvidado al Bajo Delta en varios temas, sobre todo en materia de combustible. De acuerdo con el entrevistado, la mandataria y el alcalde Heredia, permiten que los aborígenes viajen en canoas, porque no son priorizados en las estaciones de servicio.

Alimentación

Denunció que Araguaimujo actualmente atraviesa por días de “hambre”. Los aborígenes exigen ser atendidos con ventas de la comida del Clap.

“Los niños están desnutridos, queremos que nos atiendan mensualmente con la comida. Ya la situación se puso peor que antes, en un año solo llevan tres veces la venta del Clap. También queremos un transporte fluvial para poder trasladarnos”, exigió el dirigente.

Mónico Campero exige a la gobernadora Lizeta Hernández y al “hermano” Amado Heredia, facilitar combustible para que los waraos del Bajo Delta, venta mensual de la comida del Clap, transporte fluvial y apoyo con herramientas para la  siembra y cosecha de maíz, plátano y yuca.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta