Más tardó en abrir el boquete que caer en las garras de Politucupita

Sudó la gota gorda, padeció un esquince, se fisuró la muñeca, le dolieron las articulaciones, por poco se acalambró, terminó in extremis agotado y no bien hubo finalizado, cuando ya estaba en la celda del ilustre “cachi” en Politucupita.

Buen ladrón y mal prófugo, iba con un saco de color blanco percudido al hombro la madrugada del martes, casi arrastrándose debido al peso por el sector Mata Palo, cuando le cayeron los tombos de la municipalidad.

Ni siquiera le dio tiempo de desprenderse de algo, dentro del costal llevaba lo mismo que hurtó en la carniceria «Comercializadora Hermanos M&G C.A., en calle Tucupita y forma parte del sumario: una laptop, una licuadora marca Oster, un peso portátil digital, 10 kilos de carne, un peso de aguja de 20 kilos, 2 cintas de sierra y 2 brazos Marble de cigarros.

Su detención fue coser y cantar. Al “tipo”, como diría el zar de la seguridad, Com/J Noel Valderrama, lo conoce medio mundo y por donde pasó, dejó rastros.

Se trata de alias “Mikle”, con residencia en la comunidad Alexis Marcano y 42 años. Pobre cuarentón esmirriado, tanto esfuerzo desperdiciado.

“El hampa no paga”, comentó la Com/J Milagros Cequea, cerrando con el siguiente comentario, “desde que lo llevamos a la celda, echó un camarón y 24 horas después no ha despertado”.

Razón tiene, abrir boquetes cansa, mas aún, si cargamos un talego que pesa casi lo mismo que nosotros y terminamos enjaulados.

Lo mejor que puede hacer “Mikle” es cambiar de profesión, en esta, ni arreado.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta