Locutores «políticos»

Pompilio Monroy Perales

1: Algunos locutores incurren en el error garrafal de negar y denigrar de los Partidos Políticos. Lo hacen inconsciente o conscientemente. Los primeros, por desinformación o ignorancia –que es lo mismo-; los segundos, por estar al servicio de la perversa hegemonía comunicacional del gobierno. En ambos, lo determinante de esa conducta es la necesidad de sobrevivir bajo un régimen oprobioso que les explota y manipula sus carencias materiales y de sólidos fundamentos éticos. De esa manera, forzando a unos, y complaciendo con prebendas a otros, el zoocialismo pretende perpetuarse extinguiendo a las Organizaciones Políticas que le adversan. Para eso son útiles tales habladores, los mismos que mantuvieron ominoso silencio cuando la Tenienta ordenó sacar del aire a la Emisora Fe y Alegría, y a otra.

De los primeros, debemos repetir: “perdónalos, Señor, porque no saben lo que hacen”; de los segundos podemos decir: no los perdones, Señor, porque sí saben lo que hacen. No son todos, sino argunos. La mayoría no es ecuánime, sino “locutores políticos” que simulan ser “apolíticos”, degradando su propia profesión u oficio. El que se sienta aludido y molesto por mis aseveraciones, seguramente no tiene la conciencia tranquila. Otros, los otros, la tienen en paz.

2: Los ataques contra la noble función de los Partidos Políticos, la anti-política, constituye en sí misma un comportamiento político, una “política”. Sin Partidos Políticos no es concebible la Democracia. La anti-política, históricamente, siempre ha conducido a gobiernos dictatoriales. Los que la asumen, sin embargo, en Tucupita aspiran un cargo de representación popular, revelando así su desinformación. Están promoviendo la farsa denominada “Unidad Democrática Deltana”, con el propósito de colarse en las postulaciones y “ganar” –supuesto negado-. El “fenómeno electoral” del recordado locutor Eulio Sandoval Martínez, no se repetirá. Siempre honesto, leal, amable y carismático, con el apoyo determinante del Partido Acción Democrática, fue elegido popularmente Concejal del entonces Territorio Federal Delta Amacuro.

3: Los desertores de la Socialdemocracia, incluídos comunicadores sociales de cualquier tipo, se han convertido en “hombres nuevos” del zoocialismo práctico, pragmático, patético, peripatético, patituerto y peletancudo. ¿O no? Existen otras grabaciones en reserva. Hasta aquí… no merecen más de tres párrafos.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta