La prevención de lesiones

Por José Cedeño

Una de las situaciones más traumáticas para todo atleta son las lesiones, no importa la preferencia del deporte que éste practique.

Las competencias deportivas exigen una preparación permanente, y desde el punto de vista emocional es fundamental que todo el equipo técnico se conserve en buen estado, pero sobremanera el actor principal como lo es el atleta.

Existen diversas actividades, que se realizan para prevenir y minimizar los impactos, pero para la prevención de lesiones se deben tener en cuenta cuatro elementos: mejorar la formación de los técnicos, entrenar el aspecto emocional, planificar con base en objetivos reales, y mejorar los recursos técnicos del atleta. Es preferible invertir en los módulos antes señalados, que lamentarse en el futuro.

El entrenador siempre estará asociado al desempeño de cada uno de los atletas, ya que de él dependen en gran medida tres de los factores señalados con anterioridad.

Se ha demostrado que si el entrenador no está preparado cabalmente, la formación del atleta será insuficiente. Por tal motivo, en cuanto a la preparación emocional, el técnico debe poseer suficiente madurez y una buena instrucción para formar, monitorear y dirigir el desarrollo emocional del deportista.

Es menester que el atleta mantenga en buen equilibrio emocional tanto en lo individual, como en lo colectivo, ya que, de no ser así, los resultados pudieran ser negativos en todos los sentidos, llegando incluso hasta su ámbito familiar, lo que conllevaría al desvío de los objetivos, la frustración de las metas, e incluso la posibilidad de finalizar su carrera deportiva antes de lo previsto.

Es necesario planificar con base en objetivos reales, ubicarse en tiempo y espacio, crear expectativas ciertas para la persona y el equipo, ya que pudiera ser que al no hacerlo, no se alcance las metas y se frustren los proyectos personal y colectivo.

La mejora de recursos técnicos del atleta está estrechamente ligada a lo que el equipo técnico pueda entregar a cada atleta, por ello es fundamental la formación y el conocimiento que se adquiera en los distintos niveles formativos. No sea que lo que ofrezcan los miembros del cuerpo técnico, lejos de ayudar, provoque lesiones en al atleta.

Amiga o amigo lector, no se trata solo de conocer cómo mover las piezas, rodar el balón, alcanzar distancias, golpear más fuerte, también es necesario que antes, durante y luego de la competencia se tenga cuidado de no lesionarse, recuerden que las lesiones no solo se producen en lo físico, puesto que las raíces de las mismas son emocionales, y la prevención está en el conocimiento adquirido y en la madurez necesaria.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta