Justicia con o sin uniforme

Por José Cedeño

Sic.

Expresa la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el artículo número 7 “La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico.” La sabiduría del constituyente patrio ordena preminencia en cuanto a su protección, queriendo decir el constituyente venezolano, que por encima de nuestro texto constitucional no hay ninguna otra norma, y por tanto se debe tener presente al momento de hacer normativas, ya que todas se deben desprender de lo que el texto de la Constitución ha indicado en todo su contenido. El mismo constituyente patrio también señala en la parte final del artículo 257, que “no se sacrificará la justicia por la omisión de formalidades no esenciales.” Son posiciones que dan para realizar varias miradas, y como siempre para expresar variadas opiniones.

Que se debe tener presente, que para impartir justicia se tenga que cumplir de manera estricta con algunos protocolos, es tener presente el exceso de rigorismo, y por tanto muchas actividades, como es el caso de los deportes no se haría actividad alguna desde lo comunal e incluso lo estudiantil, sobremanera en los presentes tiempos. Es necesario hacer una fiel interpretación que se ajuste a los requerimientos que por lo general deseamos que en cada oportunidad se hagan en los escenarios deportivos no con la excepción de si un árbitro necesita aplicar el reglamento o impartir justicia o cuándo dos equipos necesiten del personal técnico, o si el mismo no tiene para el desarrollo de juego alguno el uniforme correspondiente.

Lo antes señalado no quiere decir, que no puede presentarse un árbitro sin uniforme o parte del uniforme a la cancha de juego o lugar donde se desarrollará la competencia; siempre hay esa posibilidad, pero lo que no se debe es hacer de costumbre tal situación, que cuando se debe estar en algún escenario deportivo el árbitro o quien ejerza la función de árbitro, una vez designado entonces se presente a las instalaciones deportivas o al escenario de la competencia con la indumentaria que no corresponda con el uniforme, que se debe usar de manera ordinaria tal y como lo expresa el reglamento. Pero si es posible que en determinada oportunidad haya la particularidad del no uso de alguna pieza del uniforme o de todo el uniforme, ya que para aplicar la justicia dentro del escenario de juego es posible emitir la formalidad señalada, pero como una excepción.

El tema en cuestión bien importante que es, y por tanto no se debe hacer un hábito el incumplimiento de la norma, ya que el primer obligado a cumplir el reglamento, así como hacerlo cumplir en el escenario de juego es el árbitro designado para tales efectos. El árbitro debe estar correctamente uniformado para cada ocasión, y que si algo falta, que eso esté enmarcado dentro de la excepción. Amigos y amigas que se pasean por el presente espacio con la intención de apoyar con su lectura, sólo con eso al presente servidor, será hasta una próxima oportunidad. Para contactos lo pueden hacer por Instagram @joseceden o por Facebook José E Cedeño Gonzalez (El hijo mayor de Otilia Gonzalez).

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta