Hasta es sano que no todos crean

Por José Cedeño

Las organizaciones o los representantes de las mismas siempre hacen acuerdos en función de que la situación sea bien llevada hacia lo planificado por quienes tienen la responsabilidad de hacerlo en cada temporada.

Se consideran algunos aspectos, para que al momento de hacer operativo el proyecto sea bien viable, salvo situaciones que a pesar de ser tomadas en cuenta las mismas no dependen directamente de lo que está en el contexto de la misma organización, sino que hay variables que se deben despejar para hacer bien funcional dicha organización. Se estima que los avances sean favorables para los de adentro y para los de afuera de la organización en cuestión, en fin, para toda la sociedad que en algunas ocasiones está carente de los mejores resultados.

Cuando las situaciones operativas no salen del todo bien, es casi normal que lo critiquen algunos de manera constructiva, otros de otra forma hacen la crítica, y en algunas ocasiones esta sirve de crecimiento desde lo singular como desde lo plural.

En otras ocasiones no se está en acuerdo con las decisiones particulares, ya que las mismas pudieran no generar los resultados deseados. También está el caso de personas que no están de acuerdo con algunas decisiones, y eso pudiera ser considerado normal, ya que dentro de los seres humanos es factible que no se coincida en algunas cosas, pero también quien no esté de acuerdo debería hacer propuestas con buenas bases, y que las mismas ayuden al fortalecimiento de las situaciones criticadas o planteadas.

Dentro del amplio mundo de los deportes, y el deporte que da pie al presente espacio no es la excepción en cuanto a que no se coincida con mucho, e incluso es sano no hacerlo, lo que si no está bueno es que se trate de destruir a quien exprese diferentes pensamientos o forma de presentar las acciones.

Dentro de las cosas ideales, que deberían aplicar en ese sentido es que quien no está de acuerdo con algunas situaciones, haga la correspondiente investigación con propuesta incluida, lo presente, le de vida para que sea una realidad el como debería ser, según su apreciación. Tal situación ayudaría a crecer a muchos, a pocos, o quizás a todos, pero si no hay aportes, entonces se debería hacer un silencio ortográfico, o mantener una postura sin ofensas al prójimo.

Desde la mirada de la bondad, se debe resolver sin despeinarse, sin que alguien robe la paz que se debe tener como ser humano, hay que vivir en un mundo de construcción para vivir como cada quien lo merece, y si hay que resolver tenemos que estar prestos y dispuestos hacerlo en conjunto para beneficio de la pluralidad.

El juicio sin pruebas no está bien, no es sano, no ayuda, todos tenemos derecho, eso sí, respetando el derecho de los demás. Amigas, y amigos del presente espacio muchas gracias por el tiempo que dedican a cada encuentro, con el favor hasta la próxima oportunidad. Para contactos @Joseceden o por Facebook / José E Cedeño Gonzalez (El hijo mayor de Otilia Gonzalez).

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta