Fueron torturados antes de morir

El crimen de los dos jóvenes deltanos, desaparecidos físicamente el pasado viernes en horas de la madrugada en Maturín, sigue impune.

Ambos mostraban huellas de haber sido torturados, antes de exhalar el último suspiro. Sus cuerpos exhibían contusiones generalizadas, con especial énfasis en el rostro.

La magnitud de las lesiones y el deseo de preservar intacta su imagen en vida, hizo que se les enterrara con rapidez, apenas llegar a Tucupita.

Cuñados y buenos amigos, no comentaron a que iban a la ciudad distinta, como se conoce a la capital monaguense.

Han transcurrido cinco días desde que ocurriera el hecho y aun no se conocen los responsables ni las causas del doble homicidio. Es uno de los elementos, que el Cicpc investiga,

Douglas José Carrión de 24 años y Yorfiz José Díaz Muñoz de 29, abandonaron este mundo empezando a transitarlo, Dios los tenga en su Santa Gloria.

Confirmadas las identidades de los jóvenes tucupitenses asesinados en Maturín

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta