Falleció José Inocente Sucre

Uno de los educadores más calmos y sosegados, parsimoniosos y concentrados que haya tenido el Delta, dejó de existir.

De estampa libertaria, casi como si fuera un prócer de la Independencia, navegó por los pasillos de la docencia contento de ser si mismo.

Retirado hace años, reposado en su jubilación, mostró siempre la figura atildada, cuya formalidad estuvo por encima de toda discusión.

Coordinador de la UPEL-IMPM, extensión Tucupita, fue conyugue y padre de docentes, y maestro de muchos.

Encarnó uno de los pocos Sucres deltanos, sin mayores ambiciones políticas, girando con satisfacción, en torno a la órbita concéntrica de la educación. Allí estuvieron su tesoro y su mundo.

Con 75 años se despidió, abriéndose paso a la eternidad.

Dios lo tenga en su Santa Gloria.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta