Emery habló (+vídeo)

Emery Mata Millán no se rinde, sigue en la pelea.

Animal político –con el debido respeto- de principio a fin, en toda la extensión de la palabra,  pretende dar batalla en la arena política.

Al que detentara durante 25 años lineales, sin interrupciones, la presidencia del poder Ejecutivo en Sucre y el Delta, y del poder legislativo en el municipio Maturín, lo seduce un calderazo.

Quizá no llegue a tanto, lo cierto es que su mente se mantiene lúcida, transformándose en una especie de calculadora cuando le hablan de instituciones, administración pública y gobierno.

A cargo de su sobrino, con el apoyo de Oly y de Orlando Barrios, ahora en mejor situación, aspira ser un faro de luz que guíe a la oposición en las tinieblas de la controvertida campaña electoral, contribuyendo a obtener representatividad y fuerza el 21N.

Emery no se quiere ir, sabe que le falta mucho por aportar, y con lazarillos de la mano, mucho por hacer.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta