El día después de la fuga

Fue un día de total suspenso. Pero, al caer la noche, todo volvió a la normalidad.

Tucupita fue noticia este martes 29 de agosto a raíz de lo ocurrido en el retén de Guasina, donde cinco privados de libertad lograron burlar la seguridad de ese centro penitenciario en horas de la madrugada y emprender su escape.

Es la quinta fuga en apenas dos años. Sin embargo, todos han sido devueltos a sus celdas.

Oficialmente informaron que todos fueron recapturados. Bastó horas para eso. A las cuatro de la tarde cayeron los primeros tres, dos horas después, los dos restantes. Y, a las siete de la noche, todo estaba resuelto.

Las autoridades aseguran que fueron hallados en una zona boscosa en un radio que incluye a las comunidades 19 de Abril, 2 de Marzo, Ciudad Coromoto y Los Chaguaramos.

Y, mientras todo esto sucedía, la sociedad civil se mantenía atenta a todo lo que pasaba. En las calles se murmuraba aquello, todos pendientes de las redes sociales y medios de comunicación para informarse de este incidente.

Habría, seguramente, pánico en algunas casas, no era poca cosa tener a cinco hombres altamente peligrosos transitando libremente alguna zona de Tucupita.

Para alivio de los mismos, las fuerzas de seguridad pudieron hacer valer sus funciones, que no es más que brindarle protección a la ciudadanía, atrapando a este grupo delictivo que seguramente se les añadirán más cargas a sus expedientes.

Eso sí, más allá de un alivio por esta acción inmediata, aún persisten los reclamos exigiendo más seguridad en las calles de Tucupita.

De pronto ya no serán estas cinco personas que causen estragos y de los que ya no habría por qué preocuparse, pero, sí de otros que gozan de plena libertad merodeando las calles de Tucupita, que, aunque no hayan sido juzgados por una corte, cargan el peso delictivo en su espalda, que nadie ve, pero está allí.

De esos por el cual la gente en Tucupita pide a gritos más vigilancia.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta