Leonelys Salazar / Radio Fe y Alegría.

Denuncian a algunos funcionarios del Conas por presuntamente torturar a una mujer

Leonelys Salazar, una mujer que vive en Tucupita, denunció que fue torturada en la sede del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas). El hecho ocurrió el 28 de octubre entre las 11:00 am y 8:00 pm.

Salazar detalló que cuatro funcionarios, todos del sexo masculino, la sometieron y aplicaron prácticas violatorias de los Derechos Humanos y de los de la mujer a una vida libre de violencia. De de acuerdo con la víctima, cuatro uniformados actuaron sin mostrar ningún tipo de compasión.

«Uno me golpeaba la cabeza, otro me tenía agarrado por la manos y otro me ponía una bolsa en la cabeza. Como cinco veces me morí», denunció Leonelys Salazar.

Según la versión de esta persona, fue trasladada hasta el comando del Conas en Tucupita con el argumento de ser investigada por robo de un celular. Una vez que arribaron a este lugar militar, inició un interrogatorio que terminó con torturas.

Salazar también reveló que durante la agresión, los funcionarios llegaron a arrodillarse sobre su espalda, impidiéndole respirar.

La fémina evidenció algunas muestras de los maltratos. Denunció que la esposaron con cartones para evitar marcas más evidentes.

En el cuerpo cabelludo mostró varias contusiones consecuencia de golpes infringidos por los funcionarios, mientras que en la espalda también había muestras del sometimiento.

El robo de un teléfono, hecho del que ahora la culpan,  habría ocurrido el 10 de septiembre. No obstante, hasta el 29 de octubre no había sido objeto de investigación.

Para la víctima, es una «excusa». No existe una explicación que sustente esta actuación por un robo ocurrido hace más de un mes.

«Ahora temo por mi vida»

En principio, Salazar fue llevada por una investigación de robo de un celular, aunque luego los funcionarios viraron hacia «las drogas».

Leonelys Salazar afirmó que luego de esta experiencia teme por su vida, porque los funcionarios aseguraron que «le sembrarían drogas o armas», en caso de algún tipo de reclamo.

Además de la tortura, también fue obligada a informar sobre distribuidores de drogas en su sector, hecho que, según la víctima, no conoce.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta