Delta te Quiero FC venció sus fantasmas

Temerosos de una mala noche, salieron los jugadores de DTQ a la cancha el pasado sábado.

El “Janoko” de sus amores fue, un año atrás, la tumba de sus ensueños.

Hace catorce meses, con la mesa servida y el triunfo en la ida, cayó estrepitosamente ante Vikylandia en casa, cediendo el título.

En un escenario similar, con la pantalla gigante en las afueras del gimnasio y una asistencia histórica, regaló cinco goles de diferencia enmudeciendo al público, forzando a cortar bruscamente las transmisiones a través de internet, y a que fueran apagadas con desdén las radios en Tucupita y sur de Monagas.   

Como paradoja del destino, el jugador que dicen que se vendió y el que dijeron que lo compró, estaban del lado de DTQ impidiendo la trapisonda. En criollo, tramposo y trampero, en teoría estarían de un lado neutralizando el pase de corriente.

Aquello nunca se comprobó y por lo visto nunca ocurrió, de lo contrario, es de suponer que no formarían parte de la plantilla.

El caso es que DTQ obtuvo el triunfo, sepultó aquel aciago episodio, y dio alegría y felicidad al pueblo, preparándose para abordar nuevos y majestuosos escenarios.

Los miedos se fueron lejos, ojalá nunca regresen.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta