Un parte del centro de Tucupita se muestra vacía / Tanetanae.com.

Consultados destacan el trabajo educomunicativo de Fe y Alegría en el Delta

En el 69 aniversario de Fe y Alegría Venezuela, los habitantes de Tucupita compartieron sus reflexiones sobre la institución y su significado para ellos. Entre las opiniones recopiladas, destacan las plataformas informativas y educativas que ofrece.

Peter González mencionó que, gracias a la amplia red de emisoras a nivel nacional, Fe y Alegría funciona como un desahogo para personas con limitado nivel comunicacional. Además, resaltó que es una de las pocas emisoras donde se puede denunciar sin temor a represalias, “siempre y cuando” se mantenga la cordura.

Elvis Arbeláez destacó la diversidad de la emisora, que abarca información, noticias y programas educativos. Para él, Fe y Alegría brinda oportunidades a jóvenes de bajos recursos a través de talleres e inducciones. También mencionó la presencia de la televisión como parte de su alcance.

Carlos Cedeño considera que Fe y Alegría es un mediador para las comunidades, ya que sus puertas están abiertas para todos. La emisora se dedica a brindar un espacio sin restricciones, lo cual valora enormemente.

Elías Marcano enfatizó que hablar de Fe y Alegría es hablar de educación. La red de emisoras imparte estudios y proporciona la educación necesaria para el ser humano en la vida. Además, destacó que la parte indígena, la más vulnerable en el estado, también se beneficia de esta labor.

Alexis Medina expresó que Fe y Alegría se ha enraizado en el corazón de los venezolanos. La institución ha perdurado en el tiempo, siendo un ejemplo de surgimiento, formación y superación. Personalmente, Medina inició su carrera como locutor en la cabina de Fe y Alegría, donde experimentó la enseñanza y generosidad que caracterizan a la emisora.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta