Con los racimos de plátanos y a remo, Mercedes representa a las mujeres que también son padres

Por Genni Gómez

Una familia que vive en El Moriche de Tucupita, se traslada en canoa hasta el puerto del paseo malecón Manamo, para vender sus plátanos al frente del Banco Caroní. Con estos recursos diversifican la adquisición de comida y algunos productos proteicos. Ellos desafían la carencia de combustible y transporte, con tal de salir adelante, sin depender del Estado.

Mercedes, una de las integrantes de esta familia,  manifestó que ha tenido que trasladarse hasta el puerto del paseo malecón Manamo de Tucupita. Bromea que están cansados de comer plátanos, por lo que ahora los venden para variar los platos de comida. No obstante, deben esforzarse un poco más.

Relató que apenas comían plátanos y no lograban saltarse las trabas de la falta de transporte, como para variar sus menú. Hasta que decidieron emprender el camino fluvial.

Mercedes explicó que ha sido un poco difícil trasladar los racimos de plátanos hasta el paseo, porque no tienen transporte terrestre, ahora quitan  prestada una canoa para vender sus productos. Zarpan a las 4 de mañana  desde El Moriche y ya están en el malecón Manamo a las 8 am.

“Nos echamos cuatro horas en curiara desde El Moriche hasta el paseo Manamo, salimos a las 4:00 de la mañana y llegamos a las 8:00 (am) allá, para así poder hacer mis ventas de plátanos y con la ganancia, comprar comida para llevarle a mis hijos”,  Mercedes, una madre soltera.

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta