Carro de la Dra. Elina Cotúa, clave para resolver el feminicidio

El feminicidio de la Dra. Elina Cotúa va camino de resolverse.

Los detectives del Cicpc realizan un arduo trabajo que va ofreciendo resultados, sin embargo, han sido parcos en ofrecer detalles sobre los avances. No quieren desviaciones ni fugas de información que los alejen de su objetivo.

La intensa presión a que están sometidos los obliga a actuar con rapidez. Sus familiares, la opinión pública y el gobierno, demandan resultados.

Es quizá el homicidio más impactante de los últimos años, por sus características al tratarse de una señora de 70 años con una trayectoria encomiable al servicio del pueblo que la vio nacer.

Es uno de esos crímenes que amerita ser resuelto para aligerar la carga de tristeza que llevamos encima, empujándonos a reflexionar sobre las medidas que han de tomarse para frenar el deterioro moral en que hemos ido cayendo.

El examen del patólogo forense habría arrojado la posibilidad de que hubiese fallecido víctima de un infarto ante el agobio a que fue sometida, lo que no le resta relevancia al crimen en modo alguno.

Un amable colaborador de este medio tuvo la gentileza de enviarnos una foto del auto que fuera propiedad de la doctora.

La gráfica muestra el saqueo a que fue sometido dejándolo prácticamente en el latón. En palabras de un funcionario, quedó para el desguazadero.

El carnaval alargado hizo que no se le tuviera tan presente en cuanto a que la ciudad se desactivó, ofreciéndonos una pausa en nuestras responsabilidades laborales y de estudio.

Este 5 será miércoles y el colectivo adormecido revivirá, comenzarán entonces los comentarios, las llamadas a los medios, y la presión sobre los agentes de la justicia se incrementará.

La Dra. Elina estará entonces más presente que nunca, con la particularidad de que el cambio de rumbo que soñó y que parece estar cerca de producirse, la esquivó para siempre.

Recordatorio

Las autoridades demandan de la población toda la colaboración posible para dar con los presuntos responsables, habida cuenta la sensibilidad que ha despertado en los deltanos la trágica muerte de una figura de la talla de la Dra. Cotúa.

El Cicpc cuenta con un numero de contacto: 0800-CICPC-24 / 242.72.24, que garantiza total confidencialidad y protección al denunciante. Se agradece el apoyo que puedan prestar.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta