Una de las calles de Rua Topázio, barrio de Jardín de San Jorge / Tanetanae.com.

Alerta en un refugio warao por intentos de raptos de niños en Brasil

Los aborígenes waraos que migraron desde Delta Amacuro, Venezuela, hasta Brasil, ahora están en alerta en un refugio para migrantes que está en Boa Vista. Los intentos de rapto de niños se han intensificado durante las dos últimas semanas, informaron varias madres de familia a Tanetanae.com.

Una de las mujeres abordadas por la vocería de este medio de comunicación en Boa Vista, denunció que los intentos de rapto se han registrado contra los indígenas waraos.

Dos personas desconocidas intentaron raptar a un niño de 11 años de edad. El pequeño es del estado Delta Amacuro, la entidad del suroriente venezolano de donde proviene la mayoría de los nativos waraos. El nombre del menor de edad se obvia para resguardar su integridad.

La denunciante está refugiada en una «invasión» que está en Rua Topázio. Allí habitan varias familias aborígenes que huyeron de difíciles condiciones humanitarias en Venezuela.

Dos hombres a bordo de un auto de color negro intentaron llevarse a un niño no indígena venezolano, el pasado viernes 21 de febrero. Él estaba en el portón de un refugio, que los migrantes han llamado como, “invasión”, en Rua Topázio.

En medio del intento de consumar este delito, los indígenas abordados por la vocería de Tanetanae.com, relatan que un niño “criollo” (como los waraos llaman a quienes no son originarios) de 12 años de edad fue raptado el día anterior, en un segundo refugio cercano a donde ahora los indígenas están en alerta.

Un  hombre le confió a Tanetanae.com a través de su vocería en Boa Vista, que recientemente fue abordado por dos individuos quienes estaban en una camioneta negra. Estos le habrían dicho al señor que estaban en busca de niños waraos para comprarlos.

El aborigen relata haber corrido hacia el refugio y alertó a todas las familias que allí viven.

Otra señora confesó que hace una semana un auto de color blanco se estacionó frente a su casa. De él bajó una niña quien habría intentado convencer a otro niño a que abordara el carro. Las familias consultadas al respecto dijeron no conocer a la pequeña ni el vehículo.

Los venezolanos waraos y no indígenas han exigido más vigilancia por parte de los componentes de seguridad de Boa Vista, tomando en cuenta que se han sentido desprotegidos en este sentido.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta