Al “monstruo de Guacasia” lo atraparon el día del cumpleaños de su víctima adolescente

Coincidencias de la vida, funcionarios del SIP (Servicio de Investigación Penal), al mando del inquieto Galindo, aprehendieron “al monstruo de Guacasia”, el día que cumplía 14 años la sobrina segunda cuyo gestación seria suya y a la que no respetó ni puso freno su discapacidad.

Habría que ver si J. R. Jiménez de 55 años está en sus cabales, la pérfida mirada, perdida en el horizonte, denota lo contrario.

Sus rasgos faciales pronunciados, sobresaliendo los contornos óseos en los pómulos, frente y barbilla, más allá de sugerir una deficiente alimentación, apuntan a algún tipo de conducta primitiva con un apetito sexual desbocado.

Este viernes 19, sin que la adolescente embarazada tuviera plena consciencia de ello, los hombres de azul bajo la orientación del sagaz London, le hicieron el mayor regalo que pudo haber recibido.

De no haberlo detenido, quien sabe cuántas páginas más de horror habría escrito el depravado campesino de 55 años.

Coincidencias de la existencia, que debieran ocurrir tan a menudo como sea posible para sacar los delincuentes sexuales de la calle y ponerlos tras las rejas, sin que ello suceda.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta