¡Al fin libre! La pemona más famosa de Monagas y el Delta, dijo adiós a Guasina

Seis años duró su encierro. Uno de ellos, bajo el gobierno carcelario de los “Talibanes”, padeciendo un intenso e inconfesable martirio, hasta que se hizo la luz y pudo atravesar sin retorno las rejas del Centro de Retención y Resguardo policial Guasina en Tucupita.

Ántoni Medina Lezama de 32 años de edad, es un indígena pemón oriundo de Santa Elena de Uairén, estado Bolívar. Desde muy niño sintió dentro de sí una intensa sensación de estar en el cuerpo equivocado y decidió tallarse, progresivamente, en la medida de sus posibilidades, afinando sus rasgos y puliendo sus modales, una figura de mujer.

Agradecido de la vida, ofreciendo al Altísimo sus energías y su ser en retribución por la segunda oportunidad que le brindó, quiere dejar atrás ciertas actitudes y comportamientos de su pasado juvenil. “Fui demasiado rebelde con mi seres queridos, hoy en día soy otro, quiero demostrarles que he cambiado y hacerles olvidar aquellos momentos”.

“Yo he aprendido a perdonar, a tener misericordia con todos, así como Dios la tiene conmigo. Hagan lo que hagan contra mí, yo los perdono y les doy la mano”, reveló (Tane tanae | Loris García | 16 de julio de 2021).  

Gracias al plan impulsado por el presidente Nicolás Maduro, desplegado por la gobernadora Lizeta Hernández y materializado por el Zar de la Seguridad deltana Noel Valderrama y el diputado Francisco Martínez, de la mano con el Poder Judicial, Ántoni y más de un centenar de personas obtuvieron la libertad.

“Voy a esperar unos días en Tucupita, quedan tres pemones presos y existen grandes posibilidades de que salgan, mi idea es irme con ellos” expresó.

“En los 6 años que tengo aquí he aprendido a hacer muchas cosas… Elaboro pulseras, corazones en algodón, cocino, limpio y lavo. También tengo una máquina de cortar cabello, le corto el cabello a mis compañeros y a las visitas que vienen para acá. Esas personas me colaboran con lo que pueden y así me ayudo”, comentó (Tane tanae | Loris García | 16 de julio de 2021).

Ántoni tuvo palabras de agradecimiento para el sagaz London, jefe de Polidelta, y Juan Rincones, director de Guasina: “Han hecho un buen trabajo, tratando con dignidad y mucho respeto a los internos, haciendo el mayor de sus esfuerzos para cubrir nuestras necesidades y hacernos sentir seguros, en el retén se respira paz y tranquilidad y es lo que todos quieren”.

“Mi mamá se sorprenderá al verme de nuevo, soy muy distinto de aquel hijo que debió soportar” finalizó.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta