Al brujo sadicón le habría bajado el espíritu gozón varias veces

Cuando iba camino de resolver su problema, con una defensa sustentada en la posibilidad de establecer la coartada de una relación consensuada, al brujo sadicón se le complicó la vida de nuevo.

Al parecer, Asmodeo no le bajó una,  sino ¡¡¡VARIAS VECES!!!, llevándolo a confundir el norte con el sur de su noble oficio, mezclando problemas del espíritu con elementos carnales de fuego, mar y tierra.

Según los entendidos, el espíritu gozón le bajó tanto, que descendió a sus partes pudendas invadiéndole los cuerpos esponjosos, cavernosos y el glande, con una tensión sanguínea inenarrable que debía resolver, so pena de un infarto.

Extraoficialmente, se maneja la tesis de que J. C. Malaver Romero, cayó repetidamente en la advocación maligna del diablo mayor, cediendo a la tentación de saciar a la fuerza sus instintos de lujuria, aquellos que lo tienen a las puertas de la segunda paila del averno en Guasina.

Al brujo sadicón le espera este 1 de junio, una candela de fogón intensa en una de las salas del Circuito Judicial deltano, amén del vaporón que viene atravesando en los calabozos del Cicpc, cuando deba enfrentar las acusaciones de una dama ávida de justicia.

Si acaso –está por verse-, habrá otras damas que la quieren secundar y resta esperar si se atreven. De haber más acusaciones, al aspecto carnal, le añadirían el sentirse burladas al no concretar las solicitudes que le hicieran al presunto embaucador de Hacienda del Medio.

Sabíamos de dólares chimbos, de estafas vía Marketplace, de los mensajes de María, de los Facebook falsos timando a incautos enamorados, lo que no sabíamos era de hechiceros sadicones que aprovecharan la crisis rompiendo corazones y otras membranas de inadecuada e inapropiada mención.

* Asmodeo: ese es el nombre del príncipe del infierno que se manifiesta a través de una serie de demonios y se caracteriza por ser prepotente, seductor, mentiroso, exhibicionista, mentiroso, inmundo, con poder de atracción. En la Edad Media, cuando se quería asociar los 7 pecados capitales con sus «demonios responsables», se le indicó como el demonio de la lujuria y el deseo desenfrenado (Wikipedia).   

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta