A una década de trabajo y pasión

Por José Cedeño/Sic.

En el año 2013, para ser más preciso el 16 de noviembre del año antes citado, la selección de fútbol de salón femenino de Venezuela logró un hito histórico al llegar a la final del mundial de la disciplina, que se celebró en Colombia. Este logro representó un momento de gran orgullo para el país, ya que fue la primera vez que el equipo femenino llegaba tan lejos en un torneo de esta magnitud. El camino hacia la final no fue fácil para las jugadoras venezolanas. Durante la fase de grupos, tuvieron que enfrentarse a equipos de gran nivel y demostrar su talento y determinación en cada partido. Con una actuación impecable, lograron clasificar a la siguiente ronda, donde se enfrentaron a rivales igualmente competitivos.

En las etapas eliminatorias, el equipo venezolano mostró un juego sólido, con una defensa impenetrable y un ataque letal. Las jugadoras demostraron una gran cohesión y espíritu de equipo, trabajando juntas para superar a sus oponentes y avanzar en el torneo. Con cada victoria, la confianza del equipo creció, y su determinación por alcanzar la final se hizo cada vez más evidente. Finalmente, llegó el momento decisivo: la final del mundial. El equipo venezolano se enfrentó a un rival formidable, en un partido que capturó la atención de aficionados de todo el mundo. A pesar de la presión y la expectativa, las jugadoras venezolanas mostraron un juego excepcional, manteniendo la calma y la concentración en todo momento.

El partido fue emocionante y disputado, con momentos de gran intensidad y emoción. Las jugadoras venezolanas lucharon con valentía y determinación, desplegando todo su talento y habilidad en la cancha. A pesar de no lograr la victoria final, el equipo dejó todo en el campo y demostró que el fútbol de salón femenino en Venezuela estaba en ascenso. El subcampeonato obtenido por Venezuela en el mundial de fútbol de salón femenino de 2013 fue un logro histórico para el país. Las jugadoras demostraron su capacidad para competir al más alto nivel, y su actuación inspiró a toda una generación de jóvenes deportistas en Venezuela. El equipo fue recibido como heroínas a su regreso al país, y su hazaña quedó grabada en la memoria colectiva del pueblo venezolano.

La participación de Venezuela en el mundial de fútbol de salón femenino de 2013 dejó un legado duradero para el deporte en el país. El equipo demostró que, con trabajo duro, dedicación y pasión, se pueden alcanzar grandes metas, y su ejemplo continuará inspirando a futuras generaciones de deportistas en Venezuela. Sin duda, la final jugada por Venezuela en ese torneo será recordada como un momento histórico en la historia del fútbol de salón femenino en el país. Las salonistas Marinel Arguinzones, Narvelis Rondón, Gabriela Viloria, Yunelis Hernández, Mireya Fermín, Yessica Rodríguez, Karla Romero, Astrid Miquilena, Petra Cabrera, Johana Fernández, Alejandra Prieto, Yuceilis Camargo. Todas fueron dirigidas el entrenador Oscar Villamizar, Ángel López, José Ferrer, y Carolina Moreno.

Todos fueron las protagonistas de la oportunidad, que cada 16 de noviembre recuerdan la mejor posición hasta ahora conquistado por el futbol de salón femenino venezolano. Una final de tres goles por dos contra la selección de Colombia. Todo eso es historia imborrable a la memoria humana. Amigas y amigos de este su espacio, será hasta la próxima oportunidad cuando nos leeremos con el favor de dios. Para contactos pueden hacerlo por @Joseceden o Facebook / José E Cedeño Gonzalez (El hijo mayor de Otilia Gonzalez).

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta