A Irma García la enterraron y sus asesinos todavía andan libres

La mujer de Santo Domingo, Pedernales, Irma García (37), una de tantas víctimas que ha cobrado la inseguridad en Tucupita, fue enterrada en el cementerio nuevo de la capital deltana, aproximadamente a las 11 de la mañana del miércoles 9 de febrero.

Posterior a su sepelio, este medio de comunicación estuvo en el lugar donde sus familiares le dieron cristiana sepultura, al que asistieron también sus siete hijos, quienes ahora estarán bajo la protección de sus abuelos, pudieron alegar parte de los presentes.

La madrugada del domingo 6 de febrero, Irma, de origen warao, fue asesinada por personas hasta ahora sin identificar, a pocos metros de donde vivía momentáneamente con sus hijos. Su cuerpo sin vida fue encontrado en la parte baja del parque que está al lado de la guarapera, un reconocido lugar que anteriormente funcionaba como un puesto de venta de comida.

Oficialmente no se tiene conocimiento sobre los responsables de este suceso. Familiares de Irma cuentan que la víctima tenía parte de la cabeza destrozada, y cortes en el cuello que pudieron haber sido causados con “picos de botella”, aseguran.

Sus parientes exigen justicia ante este hecho macabro que ahora los enluta. Insisten en que la muerte de Irma no puede quedar impune.

“Si no agarran a quienes la mataron, eso va a seguir ocurriendo”, advirtió un señor que dijo ser su primo.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, más temprano rechazó este acto violento y exigió se agilice los procedimientos que lleven a la captura de los responsables del asesinato.

Parte de la familia de Irma, posterior a su sepelio/Tanetanae.com.
Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta