A Concho Victorino le detectaron una “enfermedad incurable”, pero vivió más de lo esperado por comer guitarrilla

Carlos Cedeño, adulto mayor que vive en la calle Sucre en Tucupita, relató la anécdota de un personaje conocido como, Concho Victorino, quien vivió “muchos años” a pesar de que le detectaron una “enfermedad incurable”. Este hecho ocurrió en los años 60´s.

De acuerdo con Cedeño, a Concho Victorino lo desahuciaron por una enfermedad “incurable” y lo enviaron a isla de Guara; donde lo aislaron para evitar que contagie a otras personas. Esta isla está en el estado Monagas, aunque al frente del paseo Manamo de Tucupita. Allí, en teoría, viviría sus últimos seis meses de vida.

En vista de que superó los seis meses que le habían previsto, lo regresaron a su casa en Tucupita. Una vez que llegó, lo único que comía era guitarrilla; un tipo de bagre de río.

“Eso me consta a mí, porque nosotros pescábamos unas 12 guitarrillas y agarrábamos las mejores y se las vendíamos a él a un bolívar”, dijo el señor Carlos.

Los años pasaban y el señor Victorino seguía viviendo. Las personas que lo conocían no se explicaban las razones por las que seguía manteniéndose firme, pese a que le habían detectado una “enfermedad incurable”. Él falleció hace varios años, pero no a causa de la patología que en principio lo llevaría a la tumba, sino “murió de viejo”.

Tras su muerte, médicos e investigadores de ese tiempo optaron por realizar un exhaustivo estudio a los alimentos que Victorino comía, para así verificar las razones por las que el señor vivió tantos años. Todos los conocidos mencionaron que lo único que comía era guitarrilla.

“Él comía guitarrilla; frita, guisada, sancochada, como sea, pero la comía”, afirmó Carlos Cedeño.

De igual forma, los investigadores optaron por hacer varias indagaciones sobre las propiedades del pescado y estas determinaron que posee alto contenido de fósforo y proteínas, elementos esenciales que pudieron haber detenido el avance de la enfermedad.

El abuelo -sin exactitud- presume que a Concho Victorino le habían detectado “Lepra”; que para la época representó ser una patología incurable. Es “una enfermedad infecciosa crónica causada por Mycobacterium leprae, un bacilo acidorresistente con forma de curva. Afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos”, según https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/leprosy. Fue el científico venezolano Jacinto Convit quien encontró la cura a esta enfermedad.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta